Desamparo y olvido en la cordillera


El CAI, Consejo Asesor Indígena, organización de base del Pueblo Mapuche Informa a lamngen, peñí de nuestro pueblo y al conjunto de la sociedad, la situación que está soportando la comunidad Kom Kiñe Mu con posesión territorial al sudoeste de la Pcia de Rio Negro.

El domingo 26 de abril de 2020, Daniel Benavidez integrante de la Comunidad, se acerca a la señal de teléfono para lo cual tiene que hacer unos 15 km. aproximadamente, de a caballo hacia los cerros

para poder comunicarse telefónicamente con familiares. En medio del frio, de la lluvia y la nevisca, nos relata que ya comienzan las primeras nevadas en la cordillera. Con un sentimiento de gran impotencia nos cuenta que siguen alambrando los peones de Hugo Alberto Barabucci. Se desplazan constantemente con perros y caballos colocando postes de hierro. Se observan camionetas que movilizan material y peones hasta el paso donde está Diana Nora (Tami) Robaina y desde allí suben a caballo.

De continuar y completarse este alambrado, impedirá toda la actividad productiva – cultural que desde siempre se realiza. Este alambrado marca una parte del límite del inmenso territorio que ha acaparado este empresario y sobre el cual ha realizado numerosas presentaciones ante la Cámara Civil Comercial y Minera de San Carlos de Bariloche con documentación, en la que muestran todo lo que compraron en un negociado qué solo con dinero y con la anuencia del poder político ha sido posible.

El territorio acaparado va desde el Foyel cerca de la ruta a EL Bolsón hasta cruzar la naciente del Río Chubut. Gran parte del territorio ancestral de la comunidad y en particular las veranadas, son zonas de lagunas, nacientes de arroyos y mallines que quedarán separado por el alambre. Hoy este avance se hace violando legislaciones vigentes, violando una medida Cautelar que impedía a la provincia realizar actos administrativos. Entre la documentación que presenta Hugo Alberto Barabucci, como respuesta a nuestra demanda frente a esta usurpación, pudimos ver un proyecto de caza mayor y menor con encierro, que se presenta en 2013 por el Sr. Marcos Marcelo Mindhin, uno de los que forma parte de la cadena de compradores de territorios en la provincia. Desde entonces hay numerosos registros de trámites administrativos, los cuales dudamos que todos hayan sido autorizados y si han sido autorizados ha sido violando las leyes vigentes. Han hecho caminos, cortado árboles autóctonos, realizaron construcciones de viviendas, obradores y galpones, hicieron alambrado para encerrar ciervos, y ahora continúan alambrando. Esto no es economía de subsistencia, esto es ambición, esto es inversión en un proyecto que desconocemos, esto es saqueo, esto es una nueva forma de genocidio. Expulsar a las comunidades del territorio es hacerlas desaparecer y esto lo saben los gobiernos provinciales y el gobierno Nacional.

Los tres poderes del Estado provincial tienen pleno conocimiento de esta situación. Cambian las administraciones gobernando la provincia distintos partidos y todos llevan una política de negación hacia la existencia de nuestro Pueblo, ignorando los derechos que se han reconocidos en leyes que Diputados y Senadores firmaron, o sea, el Poder Legislativo.

Desde 2009 recurrimos al Poder Judicial ante la negativa de Ejecutivo de la provincia de reconocer formalmente y documentado el territorio que ocupamos y que se investigue hechos de usurpación y despojo a lo largo y ancho de la provincia. Diariamente esperamos una sentencia tratando de no desgastarnos en un terreno complejo y casi imposible por el costo económico.

Somos plenamente conscientes que es una situación política compleja y en la que intervienen intereses políticos y económicos de gran poder.

Basando nuestras demandas en lo que está escrito en la Constitución Nacional Argentina , en los Pactos y Acuerdos que el Estado es firmante en marco internacional, exigimos al gobierno Nacional que impulse una investigación que clarifique este conflicto o por lo menos que exprese su posición ante el avance de empresas mineras, petroleras y ricos del mundo que silenciosamente se van apropiando de los territorios en que siempre hemos vivido, para que los pueblos originarios tengamos claros en que situación real nos encontramos.

Del gobierno de esta provincia no tenemos expectativas de nada ya que es parte activa en la entrega.

La institución del estado provincial, CODECI, que tiene la responsabilidad legal de garantizar los derechos de los pueblos indígenas contemplados en la ley 2287, no solo niega la existencia de las comunidades que integran nuestra organización, CAI –Consejo Asesor Indígena, sino que actúa abiertamente en contra y con posición documentada en total acuerdo con las políticas del gobierno

provincial.

Hemos informado permanentemente a los medios de comunicación y a la justicia, del peligro que corren nuestros peñi en su seguridad física con riesgo de perder la vida, al estar frente a gente que con toda seguridad portan armas de fuego.

El aislamiento y la impotencia que muestra el peñi en la cordillera por causa de la pandemia, es el aislamiento que siempre hemos sufrido todos los pueblos indígenas impulsadas por políticas de Estado que permiten el avance permanente de un virus que destruye la vida permanentemente, desde hace muchos años en el mundo y es el sistema Capitalista. Que muta a distintos nombres, civilización, progreso y otros, pero causa el mismo efecto. Dolor, desarraigo y muerte permanentemente. “si nos quitan del territorio, nos quitan la vida” dicen nuestros peñi, lo que nos exige pensar nuestra defensa.

¡!!Marichi Weu Marichi Weu Marichi Weu!!!

CAI – Consejo Asesor Indígena

Puel Mapu (Argentina)

Para contacto:

CAI. H.Liempe. 294-4455409

KKM. C.Benavidez 294-4200053

Todos los caminos conducen a Qatar (*)

En plena pandemia, un magnate qatarí continúa con las obras de infraestructura en alta montaña. Con su capital hace multimillonarias operaciones en plena crisis mundial por el Covid-19.

Abdulhadi Mana Al-Hajri, hermano de la segunda esposa del emir de Qatar, que compró tierras en Río Negro hace tres años, acaba de sacudir el mercado inmobiliario comprando el hotel Ritz de Londres por la cifra más alta de la historia de las operaciones del rubro. Al mismo tiempo, sin que les importasen las restricciones decretadas por el gobierno nacional, los personeros de otro magnate árabe, Matar Suhail Al Ybhouni Aldhaheri, continúan con las obras de infraestructura en alta montaña y con la persecución a la comunidad mapuche que ocupa tradicionalmente la zona del río Alto Chubut.

Mientras el país debate un impuesto excepcional a las grandes fortunas y se hacen donaciones para comprar insumos para la salud en crisis, el gobierno de Río Negro sostiene una política tributaria en favor de los más poderosos capitales trasnacionales que operan en la región. No obliga a declarar las mejoras realizadas en las tierras rurales y mantiene impuestos inmobiliarios de valores irrisorios, según los valores oficiales fijados por la Agencia de Recaudación Tributaria (ART) que cotejamos al 30 de abril inclusive para este informe.

Por su parte y a su modo, el Poder Judicial acompaña el avance del despojo al no investigar la denuncia penal por el ataque a un puesto de veranada de la comunidad Kom Kiñé Mu (KKM) perpetrado en noviembre pasado. Mientras la justicia ordinaria no actúa, en marzo y en plena emergencia nacional por el Covid-19, los administradores de las empresas de Matar Suhail Al Ybhouni Aldhaheri empezaron a alambrar las tierras altas de la comunidad mapuche donde están con un arreo de vacas, en abierta violación a una medida de no innovar dispuesta por una Cámara Civil de Bariloche hace tres años.

A partir de 2017 se formalizaron los dos movimientos económicos con capitales del emirato de Qatar, los que operan a través de distintas sociedades y representantes en Argentina, pero con movimientos concurrentes en el territorio. La vida pública y las operaciones internacionales de los inversores cuyos nombres constan en la documentación disponible nos permiten asegurar que realizan un mismo despliegue con fondos públicos que conduce el emir de Qatar, Sheik Tamin bin Hamad Al Thani. En 2010, un funcionario público de ese país anunció en una entrevista con la agencia Reuters que mantenía conversaciones preliminares con los gobiernos de Argentina y Ucrania para comprar tierras agrícolas con inversiones estimadas en más de 100 millones de dólares cada uno.

El acuerdo que en abril de 2018 firmaron Argentina y Qatar para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio fue uno de los máximos momentos de gloria del ex tenista Gastón Gaudio en su versión lobbysta. En la frontera interna, la luz roja quedó encendida desde la visita a Bariloche en 2016.

Cambio de corona

El centenario hotel Ritz de Londres pasó a manos de Abdulhadi Mana Al-Hajri el mes pasado por 800 millones de libras (917 millones de euros), lo que lo convierte en el hotel más caro del mundo y en la operación inmobiliaria más grande en tiempos del coronavirus. Informaron que se mantendrán todos los puestos de trabajo, los salarios de la planta y volverá a abrir sus puertas cuando las autoridades británicas lo autoricen.

En Argentina, a través de Gaudio formó Baguales Acquisitions SA en 2017, con la que compró dos campos por casi diez mil hectáreas al grupo belga Burco por la vía de adquirir Río Villegas SA. En 2018 ingresaron Gaudio y socios al directorio, mutaron la sociedad anónima a una sociedad anónima unipersonal (SAU) y ampliaron el objeto social de la firma a actividades agrícolas. Al mismo tiempo, por las mismas fechas, el ministerio del Interior aprobó transferencias rurales en la Zona de Seguridad de Frontera para este grupo: 10.000 hectáreas en el departamento Bariloche para Río Villegas SA en octubre de 2017 y otras 4.500 hectáreas a Baguales Acquisitions SA en junio de 2018, que fueron a las mismas manos aunque por expediente separados.

Una de las fracciones de casi 5.600 hectáreas fue valuada este año por la provincia en seis millones y medio de pesos el valor de la tierra y menos de $ 4.200.000 el valor de las mejoras de la infraestructura realizada. Del grupo de propiedades qataríes es la que más paga en concepto de Impuesto Inmobiliario rural con un promedio de ocho (8) pesos por hectárea al año. La parcela vecina, también de Baguales Acquisitions SA, no declaró nada de mejoras en estos años y paga al fisco rionegrino un promedio de cuatro (4) pesos por hectárea al año.

Puente aéreo

Diuna Inmobiliaria SA, Manzil SA y Estancia María SA son algunas de las firmas con que Matar Suhail Al Ybhouni Aldhaheri controlan y operan unas veinte mil hectáreas en los parajes El Foyel y El Manso, al sur del límite del Parque Nacional Nahuel Huapi, Bariloche y El Bolsón. Hugo Alberto Barabucci, criador de caballos de polo de Santa Fe, es el operador local, como consta en la documentación recabada por el Consejo Asesor Indígena (CAI), organización de base del pueblo mapuche que acompaña a la KKM en la defensa política y jurídica del territorio. Esta etapa del conflicto comenzó, tal vez, en 1997 cuando aterrizó el helicóptero de Joseph Lewis en una pampita junto a la ruka de Irma Cayunao, junto al río Alto Chubut, con personeros que le ofrecían comprar el campo.

Irma fue la primera en ver y denunciar el inicio de la alambrada olímpica para el coto de caza, que en ese momento era del empresario de la energía Marcos Marcelo Mindlin. Daniel Benavídez Cayunao, hijo de Irma, es uno de los veranadores que esta temporada sufrieron la patota a cargo del encargado Andrés “Cané” Saint Antonin y constataron la reanudación ilegal de obras en las tierras altas. Hierros acumulados en lugares sin picadas para vehículos, ni huellas visibles, indican que el transporte de materiales se hizo por aire, en helicópteros que operan desde el helipuerto desde el country Arelauquén o el aeropuerto de Bariloche.

Barabuchi compró a Mindlin tres fracciones inscriptas a su nombre en el Registro de la Propiedad Inmueble en abril de 2017 que suman poco más de 19.000 hectáreas. Una de ellas, la más grande de poco menos de 15.000 hectáreas está en conflicto con la KKM. Aunque no cuenta con el título de propiedad comunitaria, tiene el reconocimiento judicial de su ocupación tradicional de unas 30.000 hectáreas por el fallo del juez Emilio Riat de 2004, que quedó firme.

La operación fue por un total de 2.050.165 dólares transferidos de una cuenta de un banco en Dubai a otra en Nueva York. La fracción más grande incluye el Cañadón del Diablo, allí se inició una obra hidroeléctrica y se emplazó un gigantesco coto de caza. Miguel Guajardo, ex intendente de El Maitén (Chubut), vendió a Mindlin esa tierra en 2009 por 400.000 dólares. Al momento de la operación con el magnate árabe la valuación fiscal era de poco menos de seis millones de pesos.

Otra de las fracciones es un verdadero paraíso fiscal, la que contiene tres mansiones de piedra y blindex junto a la curva del río Del Diablo. En 2017 esas 3.765 hectáreas estaban valuadas en $ 1.800.000 pesos; hoy en casi cuatro millones. No tiene ninguna mejora declarada. Paga a razón de 1,3 pesos por hectárea al año, según los registros públicos de la ART de RN.

Estado y mercado

El fortalecimiento de estos capitales en Río Negro, en sus sucesivas etapas, es fruto de la decisión y capacidad que tuvieron las elites locales para jugar sus fichas en las reglas del neoliberalismo, desde dentro de los gobiernos provinciales y con el control de los dispositivos del Estado. En Argentina las provincias comenzaron a actuar internacionalmente en los años ’80, cuando la Constitución Nacional no se lo permitía expresamente. Lo que aportó la reforma del ’94 fue un marco legal para que las provincias pudieron basar la legitimidad de sus acciones, indican autores que investigan el sistema federal. De todos modos, los gobiernos nacionales fijan la agenda ante los intereses globales.

Los proyectos propios del capital a mediano y largo plazos se ven con claridad, especialmente en cuarentena.

*Escrito por Susana Lara (Javier Grosso realizó la cartografía para este informe).

Fuente: El Cohete a la Luna