ADALQUI define su estrategia institucional mediante la instrumentación de cuatro (4) ejes transversales que dan coherencia y contenido a sus líneas de trabajo: la inclusión social desde el enfoque de derechos; la interdisciplinariedad; la intersectorialidad; y la internacionalización.

 

A) La inclusión social desde el enfoque de derechos, valorados como pautas sociales y jurídicas universalmente consensuadas desde el respeto al disenso, constituye el imperativo ético-científico del grupo. Ello conlleva «la construcción de la comunidad como un espacio para hacer efectivo el potencial transformador de los derechos humanos», y consecuentemente a: a) valorar los derechos humanos frente a todas las acciones que atenten en su contra; b) generar espacios de libertad e intercambio que permitan desarrollar respuestas creativas ante el sistema social actual; c) aceptar la responsabilidad que como académicos, profesionales y personas de la comunidad conlleva nuestro tiempo y nuestra historia, confrontando el conformismo fruto de la desensibilización, la irreflexión y la indiferencia por el sufrimiento humano; d) asumir la dimensión de género como una variable constante en todas las actividades del colectivo, tanto en sus actividades como respecto a la misma composición del equipo y el reparto de sus responsabilidades. Además, este criterio también se mantiene de cara a futuras ampliaciones de miembros y sus acciones.

 

B) Perspectiva interdisciplinar. Uno de los rasgos distintivos y de mayor desafío de este colectivo, es su conformación multidisciplinar, incluso procurando la interacción y colaboración desde diferentes áreas de conocimiento. Así, se observan aportes desde la economía, estadística, informática, derecho, trabajo social, sociología, comunicación social y psicología. Con ello, se propende hacia los abordajes interdisciplinarios de los diferentes fenómenos abordados. En realidad, esta forma “inter” de desarrollar nuestra labor no configura estrictamente “un enfoque”, sino una necesidad marcada por las caras multidimensionales de la realidad social con la que se trabaja.

 

C) La intersectorialidad en la tarea se justifica por la dinámica del propio proceso de trabajo. Es un proceso no unidireccional en el que participan personas pertenecientes a las universidades y las entidades de la sociedad civil que complementan y perfeccionan la estrategia de abordaje de la realidad social. La articulación entre la actuación universitaria y la de las entidades de la sociedad civil deben asumir la función de interacción con el entorno creando una dinámica de aprendizaje que se retroalimenta y se amplifica configurando un círculo virtuoso de construcción del conocimiento y eficiencia en la intervención social. Por todo ello, el colectivo desarrolla varias actividades desde una plataforma común que articula la labor jurídica, social y cultural desde los ámbitos comunitarios y académicos.

 

D) La internacionalidad del enfoque se puede constatar en las diversas interacciones que derivan con varias personas colaboradoras estables del colectivo, así como en las diferentes redes y estancias de investigación, formación e intercambio de las que se participa. En particular, su estrategia institucional se relaciona con acreditar y consolidar la relevancia y pertinencia estratégica de desarrollar y coordinar en Argentina con el Centro Internacional e Interuniversitario “COPOLIS, Bienestar, Comunidad y Control Social”, procurando el mayor impacto local y regional de su labor. Igualmente, las actividades, proyectos y líneas de trabajo de ADALQUI propenderán a relacionarse y/o articularse para procurar el fortalecimiento académico y científico recíproco a través de su inclusión en “procesos internacionales de consolidación temáticos”. En ese marco, desde ADALQUI se asume en coordinación con Copolis Argentina el liderazgo internacional del Programa de investigación y actuación temática consolidada sobre Cultura, Control Social y Derechos Humanos de COPOLIS Internacional, en las condiciones y con la vigencia definida por el Centro Internacional. Asimismo, se impulsan e integran otros proyectos y acciones de carácter internacional, nacional o local en el ámbito de las demás Áreas de Trabajo, así como de otras temáticas afines.

 

 

La estrategia institucional indicada tiene por finalidad:

 

a) Contribuir activamente al cumplimiento de los derechos de los humanos y las humanas, en el marco de las expresiones jurídicas vigentes y desde una perspectiva no androcéntrica, que afirman a la persona como sujeto de derecho, a través de acciones destinadas a investigar, diagnosticar, crear y proyectar; promover, organizar y ejecutar; asistir, asesorar, supervisar y capacitar técnicamente; y publicar y difundir. Todo ello, por sí misma y/o en coordinación con otras organizaciones afines, con el fin de reducir la Vulnerabilidad Social.

 

b) Promover el apoyo mutuo entre sus integrantes y/o colaboradores, desarrollando un ambiente de cordialidad y solidaridad entre los mismos, disfrutando de todos los beneficios sociales posibles; y

 

c) Promover actividades de formación, a los efectos de adquirir y hacer adquirir las herramientas adecuadas para desarrollar tareas de apoyo jurídico, social y/o cultural, pudiéndose establecer premios o becas y organizar cursos, seminarios, investigaciones y actividades jurídicas, sociales y culturales.

 

(Última Actualización: 10 de marzo de 2018)