Nadie asume la responsabilidad política por el daño moral y económico hacia las comunidades


Durante la mañana del 13 de agosto tuvo lugar un allanamiento en la Pu Lof Cushamen, a cargo de la Policía y el Poder judicial de la provincia de Chubut. Elisandro Tranamil, miembro de la comunidad mapuche Vuelta del río, explicó que fueron en búsqueda de animales, vinculados a una denuncia realizada por el gerente de la estancia de Benetton.

En ese marco, secuestraron animales que pertenecían a la comunidad. Tranamil declaró que lo sucedido “duele e indigna porque se llevaron lo que es de la familia”.

Días mas tarde, las autoridades debieron devolver los animales a la comunidad porque tenían la documentación correspondiente. De todos modos, Tranamil denunció que “nadie se hace cargo del daño económico y moral”.

Fuente: Indymedia