A tranquera cerrada


Comunidades mapuches que integran la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro en trawun (encuentro), decidieron prohibir el ingreso de cualquier empresa minera a sus territorios comunitarios. El werken Orlando Carriqueo brindó detalles respecto de las resoluciones.

El trawun (encuentro), que realizaron las comunidades que conforman la zona andina de la organización, Amulenche (Mencue), Ragiñ Plang Curra Mew (Blancura Centro), Pilquiniyeu del Limay (Pilquiniyeu del Limay) Pulan Lafquen (Laguna Blanca) Newen Ñuke Mapu (Cañadon Chileno) Lof Mariano Epulef (Anecon Chico) Ancalao (Ñorquinco), quienes decidieron prohibir el ingreso de cualquier empresa minera a sus territorios comunitarios.

El vocero mapuche indico que la megaminería y la cosmovisión ancestral mapuche son incompatibles y que esta medida ha sido informada al gobierno provincial a través de la Secretaría de minería.

Por otra parte Carriqueo manifiesto que el gobierno de la provincia de Río Negro ha otorgado permisos y autorizaciones de cateo a la empresa Ivael Mining a través del Secretaría de minería, sin la Consulta Libre, Previa e Informada a las comunidades en cuyos territorios se piensa explotar, por lo que ha incurrido en la violación de los derechos indígenas y señalo además que el gobierno que conduce la gobernadora Arabela Carreras solo mantiene vínculos con aquellas comunidades que responden a los intereses del partido provincial, Juntos Somos Rio Negro.

Por ultimo agrego que a esta medida se han comenzado a sumar comunidades de otras zonas en las cuales está organizada la Coordinadora Del Parlamento Del Pueblo Mapuche Tehuelche y que existen muchas deudas pendientes con el pueblo mapuche tehuelche por parte del estado.

BASTA DE TERRICIDIO

Las Asambleas del Curru Leufu (asambleas socioambientales de distintos lugares de la provincia de Río Negro) adhieren y apoyan solidariamente la decisión de muchas de las comunidades mapuche-tehuelche de cerrar las tranqueras de sus territorios comunitarios al ingreso de empresas mineras.

No existen políticas de desarrollo ecoproductivo para la zona, propuestas seriamente por el Estado, pero sí se otorgan permisos y autorizaciones de cateo a empresas mineras que pretenden realizar exploraciones y extracción de muestras para futuras explotaciones ingresando a los territorios de las comunidades, violando los derechos a la información y la consulta Libre, Previa e Informada (Convenio 169 de la OIT que asiste a los pueblos originarios).

El envenenamiento de la tierra y del agua no debería ser una política de Estado, no escuchar al pueblo para un gobierno elegido por el pueblo, es indudablemente el camino equivocado o peor aún, el camino que conduce al desastre. No hay más tiempo para estas “equivocaciones” que son – lisa y llanamente – crímenes ambientales.

La experiencia de plomo en sangre de los niños de San Antonio Oeste, luego de 40 años de no remediación de la tierra y el agua contaminadas por la extracción de la mina Gonzalito, tendría que ser más que elocuente para la memoria de las consecuencias nefastas de la minería en la provincia de Río Negro. Todos los gobiernos siguen siendo co-responsables de esta criminal

indolencia y falta de responsabilidad con la salud de su propia población, y de toda la naturaleza de la que somos parte.

En Valcheta la empresa canadiense Blue Sky Uranium pretende explotar uranio afectando a 300.000 hectáreas y cerca de Jacobacci, en Calcatreu, la empresa británica Patagonia Gold hace sus avances para la explotación de oro y plata aún habiéndose presentado un amparo en 2005.

Existe una complicidad evidente entre poderes de gobierno y capitales en contra de los pueblos, con leyes que no se cumplen o se violan sistemáticamente, amparos no respetados, y políticas de Estado que no sólo no plantean producciones alternativas sino que destruyen la vida.

Las Asambleas del Curru Leufu promovemos una Ley Antimegaminera en la provincia de Río Negro. Hemos presentado ese proyecto en la Legislatura y estamos reuniendo las firmas de la ciudadanía que lo avalen.

Por todo lo expuesto, adherimos a la digna acción de las comunidades mapuche-tehuelche de cerrar sus tranqueras al ingreso de empresas mineras.

Exigimos al gobierno provincial el respeto a las leyes y a los derechos indígenas.

Exigimos políticas de Estado que respeten los derechos humanos y los derechos de la naturaleza.

BASTA DE TERRICIDIO (13 julio 2021)

Fuente: Originarios