La construcción psicosocial del “soldado macho violento” en las fuerzas de seguridad


Columna sobre Salud, poder, subjetividad y política. Las fuerzas de seguridad aportan entre el 15 y el 25 % de los victimarios de femicidios (cuanto menos, según el distrito o provincia). Si se sumaran actos no letales, pero con registro judicial (amenazas, golpizas, sustracción de hijos, violación de reglas de separación, apartamiento y no vinculación, etc.) sería mucho mayor. Por Yago Di Nella

A ello deben sumarse otros indicadores concretos de violencia institucional y episodios violentos sobre la comunidad, ya no sobre su propio entorno vincular inmediato. Esta prevalencia está muy por encima de su representación proporcional respecto a la población general de varones adultos mayores.

No es ajeno al conocimiento de todos y todas que estas personas surgen de la misma sociedad, no se diferencian en nada del resto de la población antes de su ingreso a la fuerza en la cual se suman. Esto es, en la generalidad de los casos (seguramente no en todos), no se comportaban de ese modo, previamente a su ingreso a la formación en el oficio. Esto se puede corroborar fácilmente, pues para el ingreso a una fuerza de seguridad cualesquiera, hoy en día, la mayoría de las instituciones de formación de agentes requieren como uno de los requisitos básicos (buena salud, secundario completo, etc.) la ausencia de denuncias previas (antecedentes penales limpios).

Abordar esa violencia, luego de producido “el sujeto violento”, no previene, pues ya es tarde: sólo permite sancionar un hecho, que tiene un autor, pero también una historia y un contexto, que si se devela, encuentra otras responsabilidades y explicaciones. Sobre estas últimas nunca se avanza. Toda explicación del hecho violento se cierra sobre el circuito penal inmediato: el autor.

Pero ese autor del hecho violento no salió de la nada, ni es producto de su libre arbitrio de su vida intrainstitucional. Este escrito pretende iniciar un camino de deconstrucción del dispositivo que construye el sujeto (violento) de esa fuerza, cuyo agrupamiento es el principal productor de sujetos femicidas en la sociedad argentina. ¿Por qué?

Acceda al artículo completo:

Para citar el artículo: Di Nella, Y. (2021). La construcción psicosocial del “soldado macho violento” en las fuerzas de seguridad (a propósito de la alta tasa de victimarios de femicidio); en Apostillas sobre Control Social y Derechos Humanos (ISSN 2718-6229) del 11/03/2021. Enlace: https://www.adalqui.org.ar/blog/2021/03/11/la-construccion-psicosocial-del-soldado-macho-violento-en-las-fuerzas-de-seguridad/ (Recuperado el dd/mm/aa).

En la próxima columna sobre Salud, poder, subjetividad y política del 08/04/2021: “Un modelo de los intervencion posible para abordar las consecuencias psicológicas del Síndrome del Agente/Soldado”.-

Acceda a los libros de Yago Di Nella, aquí.

VER LAS ENTRADAS DE LA COLUMNA DE YAGO DI NELLA HACIENDO CLICK ACÁ