Advierten que la cuenca del Río Chubut es “altamente vulnerable”


La Cátedra Abierta de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco realizó un informe sobre la cuenca del Río Chubut y los alcances que tendría la denominada “Zonificación Minera”, mediante la separación en cuatro comarcas a partir del proyecto enviado a la Legislatura por el gobernador Mariano Arcioni.

El estudio señala que “la zonificación de la minería en la Meseta de Chubut no solamente habilitará la explotación del Proyecto Navidad sino también otros vinculados a los yacimientos minerales que incluyen los de uranio existentes en la zona”.

En este sentido, se remarca que el proyecto que busca habilitar la megaminería en la provincia comprende, dentro de la Comarca de la Meseta Central, cerca del 75% de la cuenca del Río Chubut, la principal fuente de agua dulce para las localidades de la zona norte chubutense. El proyecto de zonificación en Chubut comprende cerca de 40.000 kilómetros cuadrados de la Comarca de la Meseta Central, pero el impacto ambiental repercutirá en las otras cuatro comarcas.

Dentro de la zona que se busca habilitar se encuentran prácticamente la totalidad de las cuencas interiores de la meseta de Chubut y Río Negro (Somuncurá y Gastre en parte, Arroyo Perdido, Intermedia, Central y Sacanana) en las cuales se encuentran arroyos temporales y con probabilidades de poseer acuíferos subterráneos. Se comprobó la existencia del acuífero Sacanana, que posee una capacidad de abastecimiento de agua dulce para cerca de 300.000 habitantes por 300 años. La industria mineralometalúrgica (megaminería) se caracteriza por el gran consumo de agua para su desarrollo.

Cuenca vulnerable

La Cátedra advierte que la cuenca del Río Chubut es “altamente vulnerable a los efectos del cambio climático, que producirá en al menos 50 años, una fuerte disminución de la producción de agua que en un 80% proviene del deshielo”. La del río homónimo a nuestra Provincia es la de menor caudal de agua en comparación con otras cuencas Patagónicas con vertiente atlántica.

Río Negro dispone de un promedio anual de 1.100 m3/s (metros cúbicos por segundo) de los ríos Negro y Colorado. En Santa Cruz, en tanto, se dispone de casi 1.000 m3/s de los ríos Santa Cruz, Deseado y Gallegos.

Chubut, por su parte, solamente posee 47m3/s de los cuales depende una población aproximada de cerca de 250 mil personas, lo que representa a prácticamente el 50% de la población total de la provincia por lo que se la considera una cuenca vulnerable.

Reducción de precipitaciones

Los científicos del Conicet y del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera, proyectaron que con un aumento de al menos 2º de la temperatura, se reducirán las precipitaciones en las nacientes del Río en cerca del 12%, sector de donde depende en un 80% el caudal de la cuenca del río; con este aumento de temperatura se elevará en un 30% la evapotranspiración y esto se traducirá en una reducción del 40% de la producción anual de agua.

Estos efectos no se proyectan en un futuro muy lejano, ya que se estima que la producción de agua tendrá una fuerte caída en el futuro cercano (20 años) y lejano (50 años).

Lagos en desaparición paulatina

Algunas consecuencias se pueden observar en la zona sur de Chubut, donde la desaparición paulatina de los lagos Colhué Huapi y Musters genera preocupación en los vecinos de Comodoro Rivadavia, Sarmiento, Rada Tilly e incluso de Caleta Olivia; que se abastecen de agua de estos cuerpos.

Fuente: El Extremo Sur