6 de Octubre – 28° Aniversario de la creación del Wenu Foye. Símbolo nacional mapuche


Veintiocho años atrás, cientos de autoridades mapuche se reunían en la ciudad de Temuko para debatir los modelos de bandera llegados desde diversos puntos del wajmapu. La creación de bandera fue un proceso participativo, hubo diálogo entre sabios, hombres y mujeres. Implicó rememorar la historia y buscar los relatos que mejor definieran los colores imágenes y símbolos que debería llevar la bandera.

“El primer emblema de la Nación Mapuche es el resultado de un proceso de autoafirmación y de descolonización estructural. La bandera tiene como propósito esencial y trascendental sintetizar y proyectar al conjunto de las naciones del mundo nuestra historia, ciencia, filosofía, cosmovisión de nuestro origen y la relación con la madre naturaleza que complementa nuestra identidad”, expresaba el diario mapuce Aukiñ Nº 17, 1992.

Historia de la bandera mapuce

La bandera mapuche lleva consigo una hermosa historia de memorias, luchas, sueños y también de triunfos. Tradicionalmente el wenufoye o “rama de canelo” que corresponde al árbol sagrado que representa el rewe comunitario y que se lleva alzado al viento para exteriorizar la presencia de una comunidad mapuche ante cualquier evento.

Existen comunidades que le agregan un género blanco, negro, azul con sol y luna, todos símbolos de la cosmovisión mapuche, marcando de este modo su presencia pública en reuniones o ceremonias filosofico/religiosas.

Fue en el año 1991 cuando las autoridades tradicionales del pueblo mapuce, maci, logko, werken, weupife, ñempin, agrupadas en el Aukiñ Wallmapu Ngülam (Consejo de Todas las Tierras), como parte del proceso de descolonización política estructural decidieron crear una bandera propia e invitaron a la Confederación Mapuche de Neuquén a través de la Coordinadora de Organizaciones mapuche TAYIÑ KIÑE GETUAM (Volver a Ser Uno) a ser parte de ese evento histórico.

Tomada la decisión, la idea de una bandera propia rápidamente se propagó por las comunidades y el tema se hizo ineludible en las reuniones y conversaciones en las comunidades.

Creacion de la bandera mapuce

La pregunta de cómo será la bandera mapuche llevo a la imaginación y creatividad de todo un pueblo generando distintas propuestas, todas bellas y ricas en relatos y símbolos.

La creación de bandera fue un proceso participativo, hubo diálogo entre sabios, hombres y mujeres. Implicó rememorar la historia y buscar los relatos que mejor definieran los colores imágenes y símbolos que debería llevar la bandera.

Cómo olvidar a los mapuche pewenche que viven en el límite entre Chile y Argentina, que al proponer su proyecto de bandera incorporaron el blanco de la nieve, porque la nieve significa abundancia de la naturaleza, también pusieron el rojo por la sangre derramada de los antepasados.

En su memoria recordaron a las víctimas de la campaña de ocupación militar de la frontera, a fines del 1800, dirigida por los ejércitos de Argentina y Chile, quienes masacraron a los mapuche por ambos lados de la cordillera.

Allí dijeron que la sangre de los pewenche había quedado congelada sobre la nieve, por eso el nombre del lugar Rikanmollfün, “sangre congelada” hoy conocido como Icalma en la IX Región. Historias como estas se repitieron una y otra vez, por lo mismo la bandera debía llevar el color rojo.

Así, los elementos, lago, nieve, blanco, azul, rojo, como el verde del árbol de coihue, árbol abundante en la zona, constituyeron su proyecto de bandera pewenche (mapuche de la cordillera).

Como la propuesta anterior llegaron 300 similares en marzo de 1991, en una reunión conocida como Wallmapu Nor Ngülamtuwun o Tribunal Mapuche, quedando cinco proyectos, mas la propuesta que llegaba de Puelmapu. Finalmente se decidió por uno, el que además fue complementado con los colores y símbolos que sintetizan la historia y esperanza de todos los mapuche.

Presentación y acuerdos

La noche del 5 de octubre de 1992 se decidió la bandera mapuche como elemento de unidad de una nación preexistente. La bandera no divide, sino que exterioriza la presencia mapuche, su identidad, historia, cultura, derechos. Es una muestra más de la diversidad que caracteriza este país que se tiene que respetar; es el llamado al diálogo entre civilizaciones y culturas, al respeto y a la comprensión mutua entre los pueblos, en un nuevo modelo de estado Plurinacional.

Esta reseña es escrita también en honor y memoria a pu logko, pu pijan kuse, pu maci y autoridades originarias que fueron intérpretes de esta historia y que ya algunos de ellos partieron, entre ellos el Ñizol Logko Elias Maripan iem, el logko Antonio Salazar, el Logko Aladino Acuña iem, la Pijan Kuse Lucía Kañiwkura iem, la Pijan Kuse Filomena Cañicul iem, la Pijan Kuse Rosa Prafil iem, el logko Juan Sargento Prafil iem, logko Erbe Ancalao, Florentino Nahuelquir, Marcelina Prafil, la Machi Rosa Coñueman iem, Machi Esmeregilda Huentelao iem; Lonko José Luis Huilcaman iem, Werken Jorge Pichiñual iem.

Aquél 6 de octubre de 1992

…Y llegó el 6 de octubre de 1992, donde pudimos salir a la calle con nuestro emblema recién aprobado. Había sido una ardua jornada la noche previa para definir un modelo de Wenufoye que representara cabalmente tanta creatividad en movimiento. Pintando apresuradamente a mano el modelo de bandera acordado hasta la madrugada para que el mundo tomara conocimiento de lo resuelto por Logko, Maci, Werken del meli wixan mapu.

En Neuquén capital se presentó a los pies del monumento a San Martin. En Temuko el objetivo era frente a la Intendencia Regional. Pero el accionar represivo de Carabineros lo no permitió. El ánimo represor ante este acto de autonomía mapuche hizo que la represión continuara frente a las puertas de la misma sede de la organización en la calle Miraflores.

El diario La Segunda publicó un inserto de opiniones al respecto, una de ellas es la del Intendente regional, quien sostiene “no me parece positivo esto de acrecentar la identidad del pueblo mapuche a través de una bandera… Se trata de una agitación de extrema izquierda, que no corresponde al pensamiento mapuche”.

Con la derecha y el gobierno en contra, el Consejo de Todas las Tierras, junto a sus dirigentes fueron perseguidos, encarcelados y condenados, 144 mapuche recibieron condena por Asociación Ilícita, entre “lo ilícito” se consideró la bandera, la creación de una organización propia y la decisión de la recuperación de las tierras.

Aquí en Neuquén gobernaba en ese momento Jorge Omar Sobisch y su respuesta ha quedado para la historia y es digno de prestar atencion a los conceptos utilizados. Ante la propuesta de las autoridades mapuche para que reciban el wenufoye como signo de reconocimiento y respeto al pueblo mapuche, la respuesta por escrito del gobierno de Neuquén a través de su Ministro de Gobierno fue la siguiente: “habrìa que considerar aspectos de su diseño que a mi juicio son pasible de disenso. En primer lugar, el simbolo solar en el parche del kultrum. Sugerimos que el sìmbolo conserve su sìntesis de “sol”, pero que los rayos se conserven rectos, no curvos, ni en ángulo como figura en el dibujo original. Queremos remarcar que no adopte la forma de letra gamma, que evoca la cruz gamada del règimen alemán… cuya doctrina repudiamos”.

Fuente: Confederación Mapuche de Neuquén