Valcheta y el “NO” al uranio


La localidad reconocida como “El portal de la Línea Sur” sufre los embates de capitales extranjeros que vienen por los recursos naturales de la zona. Hace dos años vecinos y vecinas de la localidad de Valcheta se vieron sorprendidos por una información que databa de una exploración minera a 25 km de su localidad.

Esta situación encendió las alarmas de un grupo de mujeres conformadas por docentes y la Werken de la comunidad Mapuche Newen-Co. Hoy, las protagonistas dieron forma a la “Asamblea por el agua y el territorio”, en su pueblo.

Según explicaron, el Proyecto minero “Amarillo Grande” encabezado por la empresa “Blue Sky” de origen canadiense, se encuentra en exploración avanzada y con intención de extraer los recursos en el año 2021. Las zonas de exploración que se tienen conocimiento son “Ivana” a 25km de Valcheta, “Santa Bárbara” Cerca de Villa Regina, y Anit, a 100 km de la localidad de Lamarque.

En dialogo con choiquenet, las ambientalistas informaron que, “el agua que se utilizaría para el procedimiento (agua que se necesita en abundancia) serían de dos lagunas ubicadas en las zonas de sacrificio (Laguna tres Picos y laguna Indio Muerto), Junto con perforaciones en diversos puntos.

“La información vertida por la empresa, toda esta masa de agua no serviría más que para la minería (datos que pueden encontrar en la página oficial de Blue Sky). Ganaderos de la zona desmienten ese dato, poniendo como información irrefutable la utilización de estas fuentes para su actividad económica que nunca presento inconvenientes”, enfatizaron.

Las proteccionistas, detallaron que “el miedo más grande radica en la contaminación del agua de la laguna Curi-Co, ubicada en el bajo de Valcheta, en la que desemboca el arroyo homónimo cuya agua es utilizada para uso domestico”.

También indicaron que “genera preocupación las dificultades a la salud de nuestra población que podría provocar el traslado del Uranio. Los restos de polvo, han causado estragos en otras partes del mundo. Cabe señalar que, cuando el proyecto se viabilice será trasladado hacia la zona del puerto, contaminando grandes sectores de la provincia”.

“Los conflictos extractivistas no son nuevos en nuestra Provincia. Desde el petróleo en el Alto Valle, pasando por las minas de oro y uranio en la Región Sur o la planta nuclear en Sierra Grande, se nos plantea un gran debate, del que las y los funcionarios públicos no deberían escapar. En este juego, cada uno defiende sus intereses, pero es responsabilidad de aquellos y aquellas que fueron elegidos por el voto popular, velar por la seguridad de quienes vivimos en este territorio y de quienes vivieron de manera ancestral en el mismo”, señalaron.

“Sabemos que unos puestos de trabajo no son excusa para el saqueo y la destrucción del territorio. Es deber de los funcionarios construir fuentes de trabajo sin entregarle semejante responsabilidad a empresas extranjeras”, explicaron.

Por ultimo, las asambleístas hicieron hincapié que están trabajando de manera articulada con las agrupaciones MAR y el MARA. Dentro de sus reclamos,  exigen el cumplimiento de las leyes estipuladas en el artículo N° 41 y N° 75 de la Constitución Nacional, sobre los derechos al medio ambiente, la salud ambiental y el derecho de las comunidades indígenas a tomar decisiones en materia de territorio, respectivamente.

Asimismo, se refirieron al proyecto que se le entregó a la Legislatura de Rio Negro, en el que pidieron la protección del bajo Santa Rosa y el Bajo de Valcheta por tener un valor Arqueológico y Paleontológico muy importante. “Este proyecto se venció en los cajones de la Legislatura y hoy hay que volver a hacer todos los pasos para su presentación”, finalizaron.

Artículo escrito por Fernando Fornaro

Fuente: ChoiqueNet