El CAI se expresó ante los ataques contra el Pueblo Mapuche


El pasado 12 de agosto, el CAI emitió un comunicado de prensa, que reproducimos íntegramente. Exigen el cumplimiento del Convenio 169 acordado ante la OIT; la libertad a los Presos Políticos Mapuche; y que se detenga la represión y ataques a las comunidades de ese pueblo.

Texto del Comunicado

El Consejo A. Indígena (CAI), organización de base del Pueblo Mapuche en Puel Mapu – Pcia de Rio Negro – Argentina, expresamos nuestro pensamiento ante los graves acontecimientos que están sucediendo en Chile y afectan a nuestros peñi y lamngen.

La lucha de resistencia que ha venido llevando nuestro Pueblo, padeciendo desplazamiento, muertes dispersión de las familias, destrucción cultural entre otras consecuencias, provocando sufrimiento en ambos lados de la cordillera. Desde siempre, desde la colonización hasta nuestros días.

Con algunos matices diferentes, pero con el mismo paradigma que se instaló entonces. El desprecio y la negación que se constituyen en variadas formas, y se ha hecho carne en la mente de muchos ciudadanos de los dos países. Para los argentinos los Mapuche somos originarios de Chile, para los chilenos somos originarios de Argentina. Pobre argumento para justificar el genocidio cometido por los dos Estados con acciones muchas veces coordinadas, acciones antiguas y recientes sin aceptar lo innegable. Somos un solo Pueblo en un amplio espacio territorial que nos permitió la vida por miles de años en el Este y el Oeste de la cordillera, entre dos océanos. El Wall Mapu, Territorio ancestral Mapuche.

Los gobiernos en la época de organización de los Estados, irrumpen con las “campañas militares” buscando el exterminio de la población Mapuche, bajo la clara escusa de señalarnos como maloneros, incivilizados que no permitíamos el “progreso”, con el único objetivo de dominar nuestro territorio y eso no ha cambiado desde entonces.

Nuestro pueblo sufre, lucha y resiste hoy las consecuencias del constante atropello a nuestras vidas en el territorio del que somos parte.

Luchamos contra gobiernos que nos demonizan, contra gobiernos que avalan la extranjerización de los territorios, gobiernos que permiten la explotación forestal, minera, turísticas a empresarios multimillonarios. Aplican leyes antiterroristas para resolver conflictos.

Sumado a esto, la Justicia racista en la que nuestros derechos pocas veces se consideran.

En este tiempo estamos llevando dolor por el sufrimiento del Machi Celestino Córdova y de todos los Presos Políticos Mapuche, que tienen que sufrir por un lado la justicia “huinca”, y por otro lado el ser “Mapuche”.

Primero, en el avance criminal contra nuestros territorios, nos desgarraron, pero no pudieron dominarnos, continuaron discriminando e instalando en toda la población el discurso de “brutos”, sucios” indios”… pero no pudieron alejarnos de nuestro orgullo de decir “somos Mapuche”.

Hoy avanzan con leyes, con gobiernos, con dinero. Siguen los ataques, persecución en los territorios, donde se refugiaron nuestros abuelos… y nuestro pueblo se resiste, sale con fuerza y valentía renovada. Pero eso no les basta, al igual que el gobierno anterior en Argentina, con Mauricio Macri a la cabeza, que había militarizado una amplia zona donde todavía estamos en el territorio, nuestro Pueblo en Chile soporta desde hace demasiado tiempo la militarización del territorio y agresiones constante sin respetar mujeres, ancianos o niños.

Recientemente con una modalidad nueva, que es el ataque de civiles que expresan todo su sentir racista. Decimos “nueva” porque la realizaron abiertamente con el respaldo de Carabineros (policía militar chilena), y la cobertura política del Ministro del Interior.

Solo esperamos que el Pueblo chileno no permita que los hagan caer en una trampa difícil de salir. Desde nuestro punto de vista, el conflicto no es racial, aunque vaya creciendo el racismo. Entendemos que el conflicto es político e ideológico.

La historia nos muestra claramente que los únicos que se benefician cuando los pueblos se enfrentan, son los grandes grupos económicos y los que llegan a ocupar altos cargos en los espacios de poder de los Estados, con el único objetivo de enriquecerse.

Sólo queremos que sepa el pueblo argentino y chileno, aquellos que insisten en ignorarnos, en desplazarnos, en rechazarnos, que seguiremos los pasos de nuestros antiguos, de nuestros mayores y de nuestros sabios.



En las palabras de Celestino Córdova está la razón de nuestro reclamo, que nos devuelvan el territorio.

“En un posible fallecimiento le pido a mi pueblo-nación Mapuche no bajar la guardia y luchar hasta hacer que el Estado chileno se ponga a disponibilidad de devolver nuestro territorio ancestral Mapuche. Que los recursos naturales vuelvan a todos sus habitantes, porque hoy muchos de ellas y ellos se encuentran privadas y privados de libertad por parte del Estado chileno, provocándoles mayores daños y perjuicios en el ámbito espiritual, personal y socioeconómico”.

La vida del Machi Celestino Córdova, está en manos del gobierno de Chile, siendo responsable de lo que pueda sucederle.

Exigimos que el Convenio 169 acordado entre países en el marco de la OIT en el que Chile es firmante, se cumpla.

Libertad a los Presos Políticos Mapuche.

Que se detenga la represión y ataques a las comunidades.

¡¡¡Marichi Weu!!!
¡¡¡Marichi Weu!!!
¡¡¡Marichi Weu!!!

CAI – Consejo Asesor Indígena Puel Mapu – (Argentina)
Hermenegildo (Chacho) Liempe
12 de agosto 2020