Formación sobre Psicología política y Psicología comunitaria


Columna de Yago Di Nella. Si de molestar se trata, estamos siempre presentes. Entonces, en la Universidad Nacional de La Plata, dictábamos diversos Seminarios electivos.

Era allá por 2007 y nos odiaban, enorgulleciéndonos. Lo hacíamos por el honor (lo digo porque era con designaciones “ad honorem”). Es que para esta psicología no había un mango y, menos aún, para nosotros. Tampoco era nuestro motor, así que no lo necesitábamos.

Muchos trabajaron y ayudaron a que fuera posible, empezando por el grupo nutrido de practicantes y pasantes de la Cátedra Libre Marie Langer de Salud Mental y Derechos Humanos, QEPD.
Un día de esa época me llamó la autoridad de ese momento a su oficina y cara a cara y a solas me dijo con voz áspera y sin embargo risueña:

– Yago, dejate de joder. Me tenés podrida. 


Entonces supe que íbamos bien, pero que nos iban a destruir en cuanto pudieran…
Mientras, bailamos. Y así fue como salieron cosas como éstas:

– El seminario sobre psicología comunitaria (desde nuestro enfoque, el de promoción de derechos). Duró desde 2007 hasta 2009; lo que se pudo…

– El Seminario Optativo sobre Psicología Política lo dictamos entre 2006 y 2009 en Psicología de la UNLP. Junto con Silvio Angelini, éramos realmente insoportables.
De su dictado surgió el libro Dispositivos Congelados, en las sucesivas desgrabaciones de clases dadas en esos años. Muchas aún las conservo.
Tengo el honor de seguir en contacto fluido o esporádico con muchos -ahora- colegas, honorables y luchadores, que pasaron por el curso. Y me enorgullece verlos pelear por una psicología implicada y por sobre todo “no indolente”, como nos lo enseñó el maestro Fernando Ulloa. La abstinencia no tiene nada que ver con la indolencia, eso lo veo en ellos y dan ganas de seguir de solo verlos luchar por los más vulnerados, sobre todo, en contextos de exclusión. Esa psicología que soñaron Ignacio Martín-Baro, Pichon Riviere, Marie Langer, José Bleger, Armando Bauleo, Franco Basaglia y tantos otros enseñantes del campo de la llamada “Salud Mental”.
Algo de esa mística tratábamos de transmitir en este seminario, en el marco de un sistema que enseñaba resignación, a esperar la demanda del “enfermo”, para luego decirle que no tenía remedio, que somos sujetos sufrientes por definición. Qué lamentable es esa posición… En ese marco, todos y cada uno de los años este Seminario se llenó, rebalsó; tanto, que el último año (éste del programa 2009) nos pusieron un cupo máximo, porque no entraban en las aulas, según el enunciado argumento. Los pibes querían soñar en una psicología comprometida, militante, consustanciada socialmente y sostenida técnicamente. Hicimos lo que pudimos hasta cuando se pudo.
Siguieron y seguirán otros; esto no termina, Y este contexto, obliga a soñar más que nunca con una psicología comunitaria y una psicología política enclavada en el enfoque de derechos.

Descargar los programas de los Seminarios acá:

– Programa seminario electivo Psicología Comunitaria. 2007. UNLP

– Programa seminario electivo Psicología Política. 2009. UNLP