El Pueblo Selk´nam sigue vivo


La realidad de los Pueblos originarios de los canales australes, se relaciona con historias de masacres, despojos, colonialismo, asimilación, destierros, pandemias por enfermedades occidentales, realidades fomentadas por los estados de Chile y Argentina desde el último periodo del siglo 19 y buena parte del 20, los que bajo permisivas políticas facilitaron masivos asesinatos de habitantes originarios a cambio de tierras, bienes y privilegios para colonos. (*)

La Ley Indígena N° 19.253 (Chile) hace un reconocimiento a medias de la existencia originaria dentro de la frontera del estado chileno. Su mención se limita a señalar como “etnias” a los Pueblos Aymara, Quechua, Atacameño (Likan Antai), Colla, Diaguita, Rapa Nui, Mapuche, Yagán y Kaweskar, no haciendo referencia a la existencia Selk´nam, por el contrario, en marzo del 2019 se intentó aprobar un proyecto de Ley que los daba “Por extintos”, intentando poner una lapida a quienes todavía siguen vivos a pesar de todas las barbaries estatales y de colonos.

Al sur del territorio Mapuche – williche y Chono, se encuentran los territorios ancestrales del Pueblo kawésqar, el Pueblo Selknam (transfronterizo); y el Yagan (transfronterizo). Memoria chilena destaca en una publicación: “Todos los pueblos de la zona austral, a pesar de la simplicidad de su organización social, mostraban profundas creencias religiosas y ritos de alta complejidad. En ese sentido, distaban de ser los <salvajes> que pretendían ver los europeos”, destacando la esencia espiritual que unía y aún lo hace, a diversas culturas ancestrales.

Ante los intentos de negación y exterminio legislativo, La Comunidad Covadonga Ona donde habitan familias Selk´nam sobrevivientes al genocidio, la Corporación Pueblo Selk’nam Chile y La Asamblea Originaria por la Descolonizacion y la Plurinacionalidad (Asodeplu), con sendas denuncias a organismos internacionales de Derechos Humanos, lograron frenar dicha aberración, transformando la realidad para impulsar finalmente una iniciativa legislativa que haga reconocimiento de su existencia.

De esta forma, el 24 de junio del 2020, en Sesión Ordinaria n°35, la Cámara de Diputados por 148 votos a favor, dos abstenciones, aprobó el proyecto Ley N.º 12862-17 por 148 votos a favor, dos abstenciones, para “Modificar la ley N° 19.253, con el fin de incorporar al pueblo Selk´nam entre las principales “etnias” indígenas reconocidas por el Estado, a quienes el Convenio 169 de la OIT les da estatus de Pueblos.

Cabe señalar que dentro del censo del 2017, así como no se ha contemplado la existencia Selknam, también sigue vigente la misma forma de exclusión y discriminación a la realidad de la identidad Chona en los canales de Chiloé y Aysén, Pueblo que tiene amplios antecedentes de preexistencia en miles de años, con diversos antecedentes patrimoniales en el presente y formas de vida propia, con numerosas toponimias ancestrales en uso, hasta con estudios genéticos que dan cuenta de una importante población de origen Chona que sigue existiendo, sin embargo, tal cual se pretendía hacer con el Pueblo Selk’nam, en vez de que se avance en establecer mínimos actos de reparación desde el estado y se establezcan urgentes políticas de revitalización a sus habitantes originarios en estos territorios, se opta por la negación absoluta y a la instrumentalización política de identidades que pretenden hacer ciertos sectores.

Por su parte, saludar el importante logro de las organizaciones de Pueblos Originarios que no solamente lograron frenar el exterminio legislativo que se pretendía hacer, sino además se logró establecer con fuerza que, a pesar del genocidio, El Pueblo Selk´nam sigue vivo, abriéndose caminos para que ojalá se vayan estableciendo actos de reparación y justicia.

(*) Escrita por Alfredo Seguel.

Fuente: Indymedia