Racismo en Canadá: diputada inuk pide no usar la palabra “esquimal”


La muerte del afro-estadounidense George Floyd, fallecido el pasado 25 de mayo a causa de la brutalidad de un grupo de policías de la ciudad de Minneapolis, ha desatado manifestaciones contra el racismo y la violencia policial en unas 350 ciudades en Estados Unidos y también en Canadá.

En Ottawa, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reconoció que el racismo también está presente en Canadá, afectando de modo cotidiano y sistémico a la comunidad afro-canadiense en el país. Los equipos de la Liga de Fútbol del Canadá se unieron a la ola de voces de compañías que denunciaban el racismo en los medios sociales, en solidaridad con las protestas generalizadas que estallaron en toda América del Norte tras la muerte de George Floyd.

El pasado domingo, el equipo de fútbol canadiense de la ciudad de Edmonton, los Edmonton Eskimos, o los esquimales de Edmonton publicaron una declaración en los medios sociales, declarando: «Buscamos entender lo que se debe sentir al tener que vivir con miedo de salir a observar a los pájaros, miedo de salir a correr o incluso miedo al descansar en la comodidad de su hogar. Lo que debe sentirse al ser desvalorizado, al ser usado, al ser perseguido… Apoyamos a quienes están indignados, lastimados y que esperan un futuro mejor».

Esa declaración del equipo de fútbol canadiense de Edmonton en los medios sociales fue criticada ya que, para el pueblo originario inuit, que por miles de años ha vivido en la región que hoy se conoce como el Ártico canadiense, la palabra “eskimo” es considerada como un insulto racial para describir a los inuit.

Para la población canadiense no indígena, el nombre de ese equipo de fútbol canadiense es más bien considerado como un “tema de controversia” aún no resuelto.

La organización inuit Tapiriit Kanatami que significa «Inuits unidos en Canadá» que representa a más de 60.000 inuits, ha exigido que el equipo de la Liga de Fútbol Canadiense de Edmonton deje de utilizar el apodo de «esquimales». Esto como parte de su lucha constante contra la colonización en nombre de la reconciliación.

El líder de esta comunidad originaria, Natan Obed destacó en diciembre de 2015 que el que el uso de la palabra “esquimal”, que muestra a los inuits siendo utilizados como mascotas de un equipo deportivo no es aceptable porque es de ese modo que el legado colonial continúa presente en la cultura popular.

La diputada en el Parlamento federal en representación del Territorio de Nunavut, la neodemócrata Mumilaaq Qaqqaq respondió el lunes a la declaración de los Eskimos de Edmonton, escribiendo que, si el club de fútbol estaba realmente buscando entender la situación de las víctimas del racismo, podría «empezar por cambiar el nombre del equipo».

«Las injusticias [que sufre] los individuos racializados son horribles. Estoy con nuestros amigos negros del otro lado de la frontera. Si realmente «buscan entender» empiecen por cambiar el nombre de su equipo. Dejen de alimentar estereotipos y nombres ofensivos. NO somos una mascota», señaló la diputada Mumilaaq Qaqqaq.

La artista inuk Tanya Tagaq fue más contundente en su respuesta en Twitter: «¡CAMBIA TU NOMBRE!»

Otras opiniones en las redes sociales describieron la declaración del equipo de fútbol Eskimos de Edmonton como «irónica» e «hipócrita». Otros equipos deportivos profesionales como los Chicago Blackhawks han provocado respuestas similares al hacer declaraciones públicas sobre acontecimientos actuales.

El club de fútbol Eskimos de Edmonton no cambiará su nombre. La controversia y el rechazo del nombre del equipo de Edmonton ha sido un tema constante en las relaciones públicas de este club, algo sobre lo cual el equipo está muy consciente. El club de fútbol consultó a la población de los Territorios del Noroeste, así como a la de Nunavut, Edmonton y Ottawa. También ha encuestado a sus abonados sobre el nombre.

En un comunicado enviado por correo electrónico el lunes, el club dijo que «Los Esquimales de Edmonton han llevado a cabo un amplio proceso de compromiso con la comunidad inuit de Canadá en relación con el nombre de nuestro equipo. Anunciamos los resultados de esa investigación hace varios meses. Como se anunció previamente, seguiremos participando en este asunto en el futuro».

En febrero de este año, la dirección del club de fútbol Eskimos de Edmonton dijo que había encontrado «una variedad de puntos de vista con respecto al nombre del club, pero no se llegó a un consenso para apoyar un cambio de nombre».

Debido a la falta de consenso, la dirección de los Esquimales de Edmonton informó que «decidió conservar su nombre» y se comprometió a mantener abiertos los canales de comunicación con la población del norte de Canadá.

Publicado el 02/06/2020.

Fuentes: Indymedia / CBC / C. Bellrichard / Nunatsiaq News / The Conversation / Canadian Press / RCI