La Provincia de Buenos Aires adoptó el Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo


Se trata de la adopción del Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. La adhesión se enmarca en la protección de la salud y dignidad de la persona, derechos protegidos por la  Constitución Nacional junto a las convenciones y pactos internacionales de Derechos Humanos.

Mediante resolución firmada por el Ministro de Salud, Daniel Gollan, y la Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, la Provincia de Buenos Aires adoptó el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo”, 2da Edición 2019, que fuera aprobado por Resolución 1/2019 del Ministerio de Salud de la Nación en diciembre pasado.

Esta adhesión al protocolo se enmarca en la protección de la salud y dignidad de la persona, derechos protegidos por la  Constitución Nacional junto a las convenciones y pactos internacionales de Derechos Humanos.

La resolución cita la modificación del Código Civil y Comercial de la Nación, considerándola como un avance en materia de derechos en relación a la salud sexual y reproductiva; la ley provincial que crea el Programa provincial de salud reproductiva y procreación responsable (ley 13066); y, la normativa penal que establece la legalidad de la práctica  hasta la doceava semana de gestación en los casos en que el embarazo fuera producto de una violación o en caso de existir un peligro para la vida o salud.

Asimismo, hace mención del caso “F., A.L. s/ Medida Autosatisfactiva”, resuelto en el año 2012 por la Corte Suprema de la Justicia de la Nación, donde se  establece la obligación estatal de asegurar las condiciones médicas e higiénicas necesarias para llevar el aborto de manera rápida, accesible y segura, y donde se exhorta en dicho pronunciamiento a las autoridades provinciales a implementar y hacer operativos protocolos hospitalarios para la concreta atención de los abortos no punibles y para la asistencia integral de toda víctima de violencia sexual.

Los ministros aseguraron que los hospitales tienen los recursos y el personal idóneo para llevar a caso los procedimientos contemplados en el protocolo pero no desconocen la existencia de barreras indebidas al acceso del mismo. La ministra Estela Díaz además insistió en no demorar frente a su aplicación  debido al riesgo que representa para la mujer  y para el sistema de salud.

Acceda al texto del Protocolo, aquí (pág. 5):

Fuente: Palabras del Derecho