Tierras Patagónicas: poco para muchos y muchos para poco


Chubut posee actualmente la mayor concentración en Argentina de grandes terratenientes que son propietarios de más de 20 mil hectáreas. Un total de 193 propietarios de grandes proporciones de tierras acapara más de 7,2 millones de hectáreas chubutenses. Superan a los 182 estancieros existentes en las amplias estepas patagónicas de Santa Cruz, donde atesoran casi 8,9 millones de hectáreas. En el país hay 863 terratenientes con más de 20 mil hectáreas y 519 están afincados en la Patagonia, donde en conjunto controlan 21 millones de hectáreas productivas y cultivables.

El Censo Nacional Agropecuario 2018 que publicó recientemente el INDEC reveló que en Argentina se profundiza el proceso de concentración de los poseedores de la tierra, pero que esa realidad se extiende a toda la Patagonia y en especial a las provincias de Chubut y Santa Cruz.

En todo el país existen 250.881 establecimientos rurales que controlan una superficie total de 157,4 millones de hectáreas; lo que arroja un promedio de 617 hectáreas. Dentro de ese panorama, la mayor concentración de la tierra en pocas manos se produce en las provincias de Santa Cruz, Tierra del Fuego y Chubut.

Las provincias con mayor superficie de tierra dedicada a la producción agropecuaria son Buenos Aires (23 millones de hectáreas), Chubut (17 millones), Santa Cruz (13 millones), Córdoba (11 millones), Río Negro (11 millones) y La Pampa (10 millones).

En lo más alto del podio de la concentración aparecen los terratenientes santacruceños, que concentran un promedio de 22.040 hectáreas distribuidas entre 596 propietarios que manejan un total de 13,1 millones de hectáreas en dicha provincia.

El segundo escalón es para la provincia de Tierra del Fuego, donde el promedio es de 7.302 hectáreas. Un total de poco más de 1 millón de hectáreas está en manos de 148 propietarios.

Chubut se posiciona en el tercer escalón nacional, con un promedio de 5.026 hectáreas en manos de propietarios privados. 17 millones de hectáreas existentes en la provincia están distribuidas en 3.392 propietarios.

Sólo por mencionar un paralelismo con la histórica pampa húmeda, en la provincia de Buenos Aires los 23,7 millones de hectáreas cultivables se reparten entre 36.700 propietarios; lo que arroja un promedio de 647 hectáreas y refleja la enorme desproporcionalidad sobre la posesión de la tierra que existe en la Patagonia.


Grandes terratenientes

El Censo del INDEC determinó que en el país hay 863 establecimientos rurales con más de 20 mil hectáreas de tierras productivas y cultivables, pero la mayoría se concentran en las provincias de Chubut (193), Santa Cruz (182), Río Negro (92) y La Pampa (51).

Chubut no solamente se ubica en el podio de la cantidad de hectáreas productivas y el de la proporción entre la tierra y sus propietarios; sino que además es la que posee la mayor cantidad de grandes terratenientes poseedores de extensiones de campo que superan las 20 mil hectáreas.

Los propietarios que acumulan esa enorme cantidad de tierra en sus manos son en Chubut solamente 193, seguidos por los 182 de Santa Cruz y bastante más alejados se ubican en el tercer escalón los de la provincia de Río Negro que suman 92.

Los 182 terratenientes santacruceños con grandes extensiones de campo concentran en sus manos un total de 8,9 millones de hectáreas; lo que arroja un promedio para cada uno de ellos de casi 49 mil hectáreas por propietario.

Los 193 terratenientes chubutenses con más de 20 mil hectáreas cada uno poseen en conjunto un total de 7,2 millones de hectáreas; con un promedio individual de 37.500 hectáreas.

Mientras que los 92 poseedores de grandes extensiones de territorio en la provincia rionegrina abarcan un total de 2,9 millones de hectáreas; las que representan un promedio de 31 mil hectáreas para cada uno.

En las otras dos provincias patagónicas también se geneó el mismo proceso de concentración de la tierra en pocas manos, pero con proporciones diferentes. En Neuquén son 34 los terratenientes que tienen en su poder 1,3 millones de hectáreas, quedándose en promedio con 39.800 hectáreas cada uno; mientras que los 18 terratenientes fueguinos concentran 693 mil hectáreas, que les otorgan un promedio de 38.500 hectáreas individuales.

Para comparar la realidad patagónica con la de Buenos Aires es válido mencionar que los grandes terratenientes bonaerenses son solamente 26 y entre ellos concentran 734 mil hectáreas; las que les otorgan un promedio de 28.500 hectáreas para cada uno. Allí también se observa una fuerte concentración de la tierra.

Poco para muchos y muchos para poco

Como escribió Atahualpa Yupanqui en la célebre “El arriero va” que tan bien versionaron Los Chalchaleros y Divididos, “Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas”. Lo que se traslada en Argentina a la posesión de los campos entre muy pocos.

Sobre un total de 11.877 propietarios de campos en la Patagonia, 1.356 poseen solamente 5 hectáreas o menos; y otros 5.928 concentran menos de 100 hectáreas. Unos 5.400 propietarios se transformaron en importantes terratenientes que acumulan hasta 20 mil hectáreas, y solamente 519 son poseedores de enormes extensiones de tierras que superan las 20 mil hectáreas.

En el caso de Chubut la propiedad de la tierra está repartida entre 3.237 dueños, de los cuales 259 apenas tienen campos de hasta 5 hectáreas y 1.039 de hasta 100 hectáreas. Las desigualdades se incrementan cuando se contabilizan 2.005 terratenientes que poseen extensiones de tierras chubutenses que llegan hasta las 20 mil hectáreas y luego asuma el selecto grupo de los 193 grandes terratenientes que acaparan campos con dimensiones superiores a las 20 mil hectáreas.

En Santa Cruz hay solamente 596 propietarios de la tierra, entre los cuales apenas 38 poseen extensiones menores a las 5 hectáreas y otros 59 no superan los campos de hasta 100 hectáreas. Son 331 los terratenientes que acumulan extensiones de hasta 20 mil hectáreas y en el top de los grandes terratenientes se ubican los 182 propietarios de tierras productivas y cultivables que superan las 20 mil hectáreas.

Extranjerización: No viven ni trabajan la tierra

Los orígenes, lugares de residencia y lugares en que trabajan los propietarios de la tierra también permiten comprender las particularidades de los terratenientes que concentran los campos patagónicos. De los 12.524 propietarios de la tierra patagónica, el 5% son extranjeros sin residencia en el país y totalizan 624. En su gran mayoría, si es que no conforman sociedades radicadas en el país, ellos son los que acaparan la mayor cantidad de tierra en la región.

En Chubut los extranjeros dueños de la tierra suman 75 (2,7%); en Santa Cruz 17 (3,9%); en Tierra del Fuego 30 (25%); en Neuquén 130 (4%) y en Río Negro totalizan 372 que representan el 6,3% sobre todos los propietarios de explotaciones agropecuarias de tipo jurídico personas humanas según el país de nacimiento del productor.

Un 38% (4.769) de los propietarios/productores de la tierra patagónica no viven en sus propiedades y el 15% (1.885) nunca trabajó en los campos que le pertenecen. El 38,1% de los propietarios de la tierra en Chubut nunca residió en los campos que posee y representa 1.077 personas; mientras que el 14% (397 personas) jamás trabajó la tierra de la que es dueño.

En Santa Cruz se destaca la no residencia de los productores en sus terruños ya que 54,3% (234) no viven en sus propiedades y el 12,3% (53) no trabajan en las mismas. Mientras que en Río Negro el 48,4% (2.852) no son residentes y el 19% (1.118) no se vale de su trabajo para producir en sus propiedades.

Neuquén tiene indicadores más bajos en estos dos aspectos; solamente el 17,6% (572) no viven en sus tierras y el 9,4% (304) nunca las trabajó. Mientras que en Tierra del Fuego el 28,3% (34) es no residente y el 10,8% (13) no trabaja en sus propiedades.

Fuente: El Extremo Sur de la Patagonia