30 de agosto: Día Internacional del Detenido – Desaparecido


El pasado viernes 30 de Agosto de 2019 se conmemoró el Día Internacional del Detenido- Desaparecido. Reproducimos aquí el comunicado realizado por la Asociación de Familiares y Víctimas del Terrorismo de Estado.

La conmemoración, apunta a fortalecer la conciencia mundial sobre la persistencia de la práctica de la desaparición forzada de personas y se inscribe, asimismo, en el trabajo que los organismos de derechos humanos realizan para influir en las políticas públicas internacionales con el objetivo de prevenir toda forma de autoritarismo y consolidar la vigencia de los derechos y libertades.
Las políticas impulsadas en este tema por Argentina constituyen hoy un elemento de referencia insustituible en los organismos internacionales que atienden a la problemática, como la OEA y la ONU.

En 1979, en una entrevista periodística, el dictador Jorge Rafael Videla dijo una frase que con el tiempo se volvió tristemente célebre: «Le diré que frente al desaparecido en tanto este como tal, es una incógnita … porque no tiene entidad. No está muerto ni vivo… Está desaparecido».

La palabra «desaparecido», tanto en Argentina como en el exterior, se asocia directamente con la dictadura de 1976, ya que el terror estatal tuvo en la desaparición forzada y sistemática de personas uno de sus principales mecanismos. Estas personas fueron secuestradas, torturadas y luego asesinadas por razones políticas; sus cuerpos nunca fueron entregados a sus familiares y, en su gran mayoría, aún permanecen desaparecidas.

Otras dictaduras de Latinoamérica y el mundo también hicieron lo mismo por razones políticas, pero no todas ellas produjeron la desaparición de personas y el borramiento de las huellas del crimen. Lo específico del terrorismo estatal argentino residió en que su finalidad era la sustracción de la identidad de la víctima. Como la identidad de una persona es lo que define su humanidad, se puede afirmar que la consecuencia que tuvo el terrorismo de Estado a través de los centros clandestinos de detención, fue la sustracción de aquello que los definía como humanos.
El fallo del Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca, – tribunal formado por los jueces Luis Roberto Salas, el rionegrino Oscar E. Albrieu y Marcos J, Aguerrido- en la causa Armada II, leído el 28 de Agosto de 2019, garante de la impunidad, constituye nuevamente un borramiento de las huellas del crimen y una burla a las víctimas, familiares y organismos de DDHH.


¡30.000 compañeros detenidos desaparecidos Presentes, ahora y siempre!

Asociación de Familiares y Víctimas del Terrorismo de Estado