Restitución del derecho a vivir en comunidad


Columna de Yago Di Nella: Estimades todes: Les acerco un trabajo para un congreso escrito colectivamente como resultado de un trabajo de 3 años en un proceso de desmanicomialización. 

Me acordé del mismo con motivo del Seminario que dictara en Puerto Madryn hace unos días, con grandes sensaciones y comprometidos amigos. 

En ese trabajo contamos como con un puñado de insurgentes estudiantes universitarios y algunos pocos graduados recientes, más la inconmensurable voluntad de los mismos pacientes, puedo llevarse adelante una tarea que nos dejaron encarar, porque les parecía imposible salga bien. Cada vez que nos dejaron entrar al manicomio, sabemos que esperaban que nos caigamos, nos aburramos, nos entreguemos o nos enojemos. 

Nos pasó todo eso, pero éramos muchos y nos turnábamos bien, para levantar al compañero o la compañera (eran casi todas mujeres, dato no menor), y finalmente salió algo mucho mejor de lo que esperaban quienes nos dieron el lugar. 

Esta historia (liderazgos internos mediante) terminó con la creación de Centros de Día en la ciudad de La Plata, así que todos acabamos externados finalmente, en mi modesto lugar ya fuera (en el 2010 asumí como Director Nacional de Salud Mental y Adicciones), con la batuta de quienes sostuvieron ese proceso, largo y tedioso, pero de una carga emocional y cognitiva impresionante, desde dentro del mismo. 

Mi agradecimiento a ese grupo será eterno, pero más aún el 
de los pacientes internados indefinidamente que pudieron volver a la comunidad, a puro (re)vínculo… 

Los invito entonces a mirar el archivo adjunto, y sepan disculpar su prosaico texto, fruto del devenir de la labor cotidiana de esos tiempos.

Descargar acá:

Restitución del derecho a vivir en comunidad para personas con padecimiento mental en situación de internación prolongada