Recomendaciones para la buena difusión de información preventiva


Durante los días que transcurramos el aislamiento preventivo, nos será casi inevitable compartir información sobre la pandemia entre nuestros familiares, pares y grupos cercanos. Es por ello que proponemos cinco puntos básicos para hacerlo ordenada y eficientemente. Colectivo Adalquí

1- Difundir información en forma concreta y precisa, que provenga de fuentes oficiales y especializadas en la temática. Es decir: Ministerio de Salud de la Nación y las carteras sanitarias de cada provincia.

Link de acceso al Ministerio de Salud, aquí.

2- La información es un servicio. Entonces, debemos priorizar la que este la vinculada con:

  • síntomas específicos del virus;
  • sus mecanismos de transmisión;
  • grupos etarios de riesgo;
  • medidas de prevención e higiene en el ámbito individual, familiar, social y laboral establecidas por los organismos competentes;
  • líneas telefónicas y/o sitios virtuales de atención y centros de asistencia para quienes presenten síntomas;
  • Explicar claramente los protocolos y normativa vigentes sobre cuarentena y/o aislamiento social”.

3- Evitemos difundir las conjeturas personales y los rumores sociales. Asimismo, descartemos las imágenes de alto impacto, sonidos y musicalizaciones que tiendan a la espectacularización.

4- Utilizar la palabra transmisión en lugar de contagio. El virus se transmite. Plantear un escenario de contagio, supone que existe una persona que deliberada e intencionalmente desparrama el virus entre las víctimas. Eso no es lo que está ocurriendo.

5- No estigmatizar actividades, conductas, status u origen de los distintos grupos sociales. Hacerlo no previene ni detiene la transmisión del virus. Sólo colabora con la angustia general, y la difusión de información poco conducente.

Para tener en cuenta

En las próximas semanas, el dispositivo estatal se enfocará en la no transmisión del virus. Al Gobierno le resultará muy complicado abordar todas la demás consecuencias del aislamiento general: angustias, ansiedades, o conflictos domésticos o intragrupos convivientes.

Entonces proponemos, siguiendo los cinco puntos recomendados, reforzar la red vincular inmediata. Utilizar las vías de comunicación habituales entre pares en forma eficiente: es importante escucharnos, contenernos, y acompañarnos.

Por ultimo, durante los próximos días tendremos dificultades de comunicación debido a la saturación de las redes. Es muy importante entonces, evitar en la medida de lo necesario, enviar videos, fotografías o mensajes de audio extensos.

Utilicemos los mensajes de texto o las llamadas. Escucharnos, como dijimos, nos ayudará a sobrellevar la situación entre todos.